Blogia
MIGUEL
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

UN AÑO MALDITO PARA EL ZARAGOCISMO.

UN AÑO MALDITO PARA EL ZARAGOCISMO.

  Está a punto de finalizar el 2008, un año que deportivamente para el Zaragoza se podría decir que es para olvidar, para borrarlo de nuestra memoria y que no hubiera pasado.

  Se va un año zaragocista marcado por el traumático descenso a segunda división.  Después de un final de campaña donde pudo pasar de todo, pero el que coquetea con el descenso, durante tantas semanas lo acaba pagando.

 

  Despedimos el año en puesto de ascenso a primera división, lugar de donde nunca debimos descender.  La mala gestión deportiva, la planificación, las lesiones, los cambios de entrenador y un ambiente en el vestuario de guerra propiciaron que nuestro equipo decayera poco a poco hasta consumarse su descenso al infierno de segunda división.

 

  Quizás en la retina me quedan buenos momentos, ver la Romareda llena, todo el mundo cantando y animando a su equipo, los viajes en masa por la geografía española para intentar que el abismo de la segunda permaneciera solo en el recuerdo de aquellos que lo padecimos hace ya unos años.

  Retengo en la memoria aquel partido contra el Deportivo de la Coruña en casa donde Ayala, en el último minuto del descuento empujaba un balón que como alguno dijo “si nos salvamos ese balón lo bajo a sus pies la Pilarica”.  Fue un estallido de alegría y rabia contenida porque para muchos vimos que el milagro podría obrarse.

 

  Nunca sabremos todo lo que paso esas últimas semanas en el vestuario zaragocista, pero jamás nadie podrá reprochar que esta afición no estuvo apoyando al equipo haya donde fuera y sobretodo un ambiente de salvación y de presión cada quince días en nuestra casa.

 

  Se llegó al último partido de la agonía, se viajo a Mallorca, que no se jugaba nada, excepto alguna prima seguramente.  La hinchada viajo en bloque, muchos zaragocistas, por los medios que fueran se desplazaron a la isla.  Estudiantes que se dejaron la paga del mes y otros arañándose el bolsillo por dar aliento al equipo que llevan en su corazón.  Aquella imagen bajo la lluvia de esa chiquilla llorando al finalizar el encuentro resume la impotencia y desilusión que te invade y nadie, pero nadie es capaz de paliar la rabia en ese instante.  Me recordó a mi cuando hace unos añitos consumamos el ultimo descenso en Vila-real, te sientes hundido.

 

  Aquel domingo de Mayo, yo estaba en Amposta manifestándome con mi sindicato, la OSTA, en contra de un trasvase del EBRO en Cataluña, al que finalmente la lluvia hecho por tierra las intenciones trasvasistas.

  Recordaré lo mal que lo pase, que no quería saber nada de nadie (alguna quisquillosa hurgando en la herida) escuchar por la radio todo lo que sucedía, empezar el partido tarde, los goles, los marcadores y ver los últimos instantes en un bar para consumar el descenso de categoría.

 

  El verano paso, muchas informaciones del Zaragoza, altas y bajas, cambio de entrenador, descenso de abonados, criticas y demás. 

  Empezó la temporada y a día de hoy podemos decir que ojala terminara ya la liga.  Acabamos el terrible 2008 en puestos de ascenso y sin jugar a nada, con grandes márgenes de maniobra y con la certeza que a poco que haga este equipo no tiene rival en una categoría donde la pelea y el sacrificio son elevados.  La afición zaragocista no perdonará nada que no sea subir, que quiere que su equipo gane jornada tras jornada y que sobretodo no esperemos hasta el final para decir que volvemos a la PRIMERA DIVISIÓN.

 

  Mención aparte este año fue el 75º aniversario del club, pero ese dato quedo relegado por la situación del descenso.

 

  Lo que más me cabreó fue la decisión dictatorial del presidente EDUARDO BANDRÉS de cambiar el escudo del Zaragoza, sus colores, su figura y la corona.  Lamentable decisión de borrar la historia de un plumazo.  Por todo aquello y tras conocer dicho cambio exprese mediante una carta a los medios tal decisión.  Esperemos que para el zaragocismo sea el 2009 un año de alegrías, ancenso y victorias.

 

   Detallo aquella carta.

 

Llevo más de 15 años como abonado al REAL ZARAGOZA y me parece lamentable que , después de lo sufrido y de vendernos que somos lo mejor de este club, cuando hay que tomar una decisión como la de cambiar el escudo se nos ignore, como siempre.  El escudo es la identidad, el reflejo, y la representación del equipo de nuestra tierra.  Han cambiado la leyenda, dejando al león sin fuerza ni corona, apagado y dócil. ¿Dónde está el sentimiento? ¿Dónde se perdieron la historia y el respeto? Soy zaragozano, zaragocista y aragonés; cuando intentan cambiar algo nuestro sin la opinión de los que sufrimos, apelamos y queremos al escudo, nos dejan huérfanos de identidad. Mal empezamos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

PiLi -

hola quisquilloso!!!

No sé porq pero creo q yo tg algo de historia en esta entrada...

Ese día en el q tu zgz bajo a segunda significo mucho para mi, en realidad yo creo q para todos los q viajabamos en ese magnifico autobus del mejor sindicato aragones de la historiaaa... Ese día jamás sera olvidado por una aragonesa hasta la medula que no siente los colores zaragocistas pero q su voz no la callarán y defenderá Aragón por siempre.

De todas formas, creo q las cosas suceden por un motivo, el zgz bajo por una mala unión y todo lo malo sirve para algo, sirve para no cometer el mismo error y subsanar errores futuros...¿piensalo?

Muchos bss y FELIZ NAVIDAD

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres