Blogia
MIGUEL

LAS MUJERES DE LOS SITIOS.

LAS MUJERES DE LOS SITIOS.

  He podido acudir este puente de la cincomarzada a una visita teatralizada sobre las mujeres de los sitios de Zaragoza.  La verdad me ha sorprendido no solo como ha sido la recreación, la historia, anécdotas y lugares visitados, sino también darme cuenta del gran desconocimiento que tenemos los zaragozanos por nuestra cultura e historia, así como lugares que jamás habría entrada a visitar y que desde aquí recomiendo a todo aquel que sienta curiosidad por saber algo más de historia desde otro punto de vista tan original.

 

  La visita, de la cual he felicitado al guía y la actriz tanto por su relato como interpretación, ha empezado desde la plaza del portillo.  En este lugar en donde está el monumento a Agustina de Aragón, aunque a pie suyo se lee Agustina Zaragoza, como otras mujeres que lucharon y defendieron Zaragoza de cuyos nombres existen una gran historia, La condesa de Bureta, Casta Álvarez, María Agustín, etc.  La simbología de un león atacando un águila, que era como se representaba la resistencia de Zaragoza (león) a las tropas francesas (águila imperial) de la cual Zaragoza se hizo famosa en España entera por haber resistido aquellos ataques. 

 

  Te envuelve la historia cuando te relatan como agustina se armo de valor para disparar un cañón cuando todos los militares defensores de la puerta del portillo estaban abatidos, que fue nombrada capitana de artillería por Palafox, el valor demostrado por muchas zaragozanas al salir con cuchillos, cacerolas, palos y demás cuando los jinetes polacos de Napoleón entraron para tantear el terreno y huyeron, son pequeñas historias que a uno personalmente le encanta oír.

 

  Repasar brevemente la historia de Palafox, de porque llega a ser lo que fue, el irse para buscar refuerzos para defender su ciudad, arengar a los zaragozanos y sobretodo zaragozanas para defender la ciudad de los franceses, las proclamas y demás.

 

  Visitamos el noviciado de la caridad de Santa Ana, en donde fue muy importante la Madre Rafols, de la cual, la historia dice que hablo con los dirigentes napoleónicos para permitirle entrar agua y medicinas a la ciudad para sus enfermos y pacientes, te hace pensar en las penurias que tuvieron que vivirse.  Visitar la iglesia de Nuestra Señora de Gracia su capilla y tumbas  de una congragación que intento ayudar a los heridos en la guerra que fueron muchos o demasiados para tal final.

 

  Después de escuchar estas historias e imaginarte hace 200 años los problemas a los que se enfrento Zaragoza, como sus gentes la defendieron, como no doblegaron como otras ciudades ante los franceses y demás te hace sentirte orgulloso de ser zaragozano, aunque sea un poco más.  De ahí las míticas frases como “Ayer, hoy y siempre a Zaragoza la defiende su gente”, “…y entre las ruinas y los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde…”

 

  Una reflexión que hacia una mujer al terminar la visita en la puerta del Carmen.  Si mereció esta guerra y su final tantas muertes.

  Es de saber que en Zaragoza murieron alrededor de 50.000 personas, la mitad de su población y que costo recuperarse casi 100 años de tales sitios. Aunque plantamos cara al ejército de Napoleón, Zaragoza fue seña de orgullo europeo por tal hecho, más orgullosos si cabe lo estamos ahora y podemos decir que no nos dejamos avasallar por los franceses.

 

 

  Después de toda esta mezcla, aunque no se entiende mucho, recomiendo esta visita por su variedad y diferencia, particularmente doy las gracias a una buena amiga (Cristina) por convencerme de ello y como me dice ella “me gustaría que cada zaragozano pudiera conocer aunque fuera así y de vez en cuando un pedacito de su historia”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres